Alineación Estratégica del Equipo y la Organización

Alineación Estratégica del Equipo y la Organización

El primer paso para crear un equipo integrado y efectivo, como han identificado los doctores Gordon Curphy y Robert Hogan, parte afuera de éste.

Ese paso consiste en generar un entendimiento común entre los miembros del equipo acerca del contexto en que se están moviendo, como equipo y como organización.

Es similar a lo que captura el modelo de cultura organizacional de Denison, con la tensión entre la consistencia interna del equipo o la organización (la respuesta a la pregunta "¿Quiénes somos?") y la relevancia externa (cuál es el espacio que ocupamos en el mercado).

En pocas palabras, si no tenemos una buena respuesta a la relevancia externa, al valor que percibe el mercado o nuestro entorno de lo que hacemos, da lo mismo que seamos muy consistentes y proveamos productos y servicios de calidad. Seremos el secreto mejor guardado y, seguramente, no duraremos mucho.

El Paradigma (Errado) del Desarrollo de Habilidades de Liderazgo

El Paradigma (Errado) del Desarrollo de Habilidades de Liderazgo

Si mejoramos las capacidades de los individuos, automáticamente deberían generarse mejores resultados para la organización y el negocio.

Ese es el paradigma o la creencia central, implícita o explícitamente, detrás de muchas iniciativas de capacitación, entrenamiento, coaching y desarrollo de recursos humanos, tanto de líderes como de colaboradores.

Desafortunadamente, es falsa. La mejora de las capacidades o competencias individuales es un requisito necesario, pero no suficiente, para la mejora de la efectividad organizacional.

Experiencia del Empleado y Efectividad Organizacional

Experiencia del Empleado y Efectividad Organizacional

En Alto Impacto definimos la Efectividad Organizacional como "la capacidad de una organización para responder, consistentemente, a las necesidades de todos sus stakeholders o grupos de interés".

Esto requiere, en primer lugar, entender claramente cuáles son esas necesidades y, especialmente, en qué medida cada uno de esos stakeholders siente que sus necesidades son entendidas y atendidas.

Predicción de Desempeño de Largo Plazo del Talento

Predicción de Desempeño de Largo Plazo del Talento

La regla que tradicionalmente se ha usado para realizar esa predicción en selección y desarrollo es que el comportamiento pasado predice el comportamiento futuro. En pocas palabras, si una persona ya ha hecho algo, consistentemente, en diversas circunstancias, lo más probable es que volverá a hacerlo en el futuro.

Esta regla funciona muy bien y es la base de metodologías de selección y desarrollo como las entrevistas por competencias o basadas en eventos críticos, una de las formas más confiables de evaluación.

Sin embargo, hay algunas situaciones donde esa regla simplemente no es aplicable o, al menos, no tan fácil de aplicar. Específicamente, en situaciones donde queremos anticipar si alguien tiene el potencial para generar un desempeño o desplegar un conjunto de comportamientos que nunca ha realizado antes.

Construcción de Ventajas Competitivas Organizacionales

Construcción de Ventajas Competitivas Organizacionales

Un error que vemos cometer demasiado a menudo en las organizaciones es asumir que la generación de mejores resultados a nivel organizacional pasa exclusivamente por el desarrollo de las habilidades, competencias y conocimientos de los individuos que componen la organización.

Es demasiado común que escuchemos conversaciones a nivel del equipo gerencial donde se plantea la pregunta acerca de por qué la gente no está generando los resultados deseados o, incluso, desplegando los comportamientos necesarios para producir esos resultados y la respuesta es casi automáticamente que "falta capacitación".

Organizaciones Deliberadamente Desarrolladoras

Organizaciones Deliberadamente Desarrolladoras

Bajo el paradigma industrial, la organización ideal es aquella que funciona como una muy bien lubricada y optimizada máquina. 

Desde esa perspectiva, cada cargo o posición es un engranaje, que tiene una función específica y que, si la cumple a cabalidad, se genera el resultado esperado, no solo a nivel individual, sino para la organización en su totalidad.

Esa concepción, que nunca ha sido realmente verdadera, ni siquiera en la era industrial, hoy en día es totalmente obsoleta y hace que la gran mayoría de las organizaciones desperdicien el potencial y el esfuerzo de muchos de sus colaboradores, generando resultados de negocio por debajo de lo posible.

Y ese paradigma de organización industrial es mucho menos real o, incluso, factible en la llamada "era del conocimiento" en que nos encontramos actualmente.

Comunicación Estratégica de Alto Impacto

Comunicación Estratégica de Alto Impacto

Una de las dificultades más grandes del ser humano para sostener relaciones -laborales o personales- con otros, es la comunicación. Este desafío se presenta en las organizaciones, en la relación de pareja o en una conversación entre padres e hijos adolescentes. Nuestra habilidad para comunicarnos quizá sea la más importante capacidad a desarrollar en cualquiera de esos escenarios. 
 
Muchas empresas tienen dificultades para empezar y mantener conversaciones estratégicas significativas al interior de la organización, ese tipo de conversación que genera impacto y transforma la cultura, el clima y la identidad organizacional.

Casi siempre, las grandes conversaciones sólo se dan en la alta dirección. Después, cada uno de los líderes comparte con su equipo las grandes decisiones, o los nuevos planes, o esa gran idea que cambiará todo lo demás pero, muy a menudo, nada más sucede.

Visión, Liderazgo y Cultura Organizacional

Visión, Liderazgo y Cultura Organizacional

Una de las definiciones más comunes de cultura organizacional es "cómo hacemos las cosas aquí".

Es decir, la cultura está compuesta por aquellas cosas que hacemos en forma natural. Los comportamientos, prácticas, creencias, etc. que nos parecen tan normales que no necesitamos pensarlas. Simplemente, las hacemos.

Como dice otra definición, la cultura organizacional "es lo que hacemos cuando creemos que nadie nos está mirando".

Por ello, entender la cultura y ser capaz de influirla y moldearla es fundamental para los líderes.

Onboarding Ejecutivo: La Clave Para el Éxito en Una Nueva Posición o Empresa

Onboarding Ejecutivo: La Clave Para el Éxito en Una Nueva Posición o Empresa

Hace casi 10 años, Michael Watkins escribió el libro “Los Primeros 90 Días: Estrategias Críticas Para Líderes de Todos los Niveles”, enfatizando la importancia de asegurar que los primeros 90 de un ejecutivo en un nuevo cargo o una nueva organización sean un éxito. Es en esos primeros días donde se establece la credibilidad del nuevo ejecutivo y donde la organización o área define si va a permitir ser liderada por esta persona.

Desafortunadamente, a pesar de la influencia que tuvo ese libro en su momento y del reconocimiento que hacen las organizaciones de la importancia del proceso de Onboarding o incorporación de un nuevo ejecutivo, la mayoría de las empresas no cuenta con un proceso formal, estructurado para maximizar el éxito de los ejecutivos que toman posiciones superiores o se incorporan a la organización.

Crecimiento y Aprendizaje Continuos

Crecimiento y Aprendizaje Continuos

La investigación y experiencia en diversos ámbitos e industrias ha demostrado que una característica fundamental de las personas más efectivas (independientemente de cómo se mida esa efectividad) es el crecimiento y aprendizaje continuos. Esta característica es uno de los principales indicadores de potencial de desempeño futuro, especialmente en posiciones de liderazgo.

Rara vez uno encontrará a un líder, una persona que ha tenido importantes logros profesionales, familiares, personales y/o de negocios que no esté constantemente aprendiendo y mejorando. Especialmente si quiere seguir teniéndolos en el futuro.

Por supuesto, esto no necesariamente significa que estén siempre adquiriendo más conocimiento técnico o aumentando su riqueza material o mejorando en alguna variable específica. Para cada persona es distinto. Pero las personas con mayor potencial y que van demostrando ese potencial a lo largo del tiempo están en un proceso de crecimiento y mejora constante, al menos en algún ámbito de su vida y no creen que dejarán de crecer y mejorar en el corto plazo.